Familias legales, familias iguales

Con motivo de este día la Asociación DeFrente ha organizado una quedada familiar el sábado 19 de mayo en el Parque del Alamillo de Sevilla.

Hoy conmemoramos el Día Internacional de las Familias, de todas las familias, en un movimiento integrador en el que las personas LGTBI y sus hijas, hijos e hijes siguen demandado a la sociedad el reconocimiento, la visibilidad y las bases legales para que sea posible tanto la igualdad legal como la real, una realidad que aún no se ha alcanzado.

Esta igualdad solo podrá alcanzarse con la aprobación de Ley de Igualdad LGTBI, actualmente en trámite parlamentario en el Congreso de los Diputados, impulsada desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB).

Salimos a la calle con el lema “Familias legales, familias iguales” reivindicando que, 13 años después de la aprobación del matrimonio igualitario, aún seguimos viviendo el estigma de tener que luchar por nuestros derechos como lesbianas, gais, trans y bisexuales y, lo que es más importante, por el de nuestras hijas, hijos e hijes.

Pudiera parecer que con la entrada en vigor de la reforma del Código Civil en materia de matrimonio, las familias homoparentales (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales con hijas e hijos) tendrían los mismos derechos y la misma protección que el resto de unidades familiares del país. Sin embargo, nuestras familias han constatado que sus derechos legales no se han traducido en derechos reales y que quienes más se pueden sentir afectados no son las madres, padres o xadres, que también, sino sus hijas, hijos e hijes.

Las familias homoparentales seguimos sintiendo la homofobia sorda que nos acompaña, sobre todo desde que nuestras hijas, hijos e hijes se incorporan a nuestros hogares.

Por ello, alzamos la voz, ya que seguimos siendo objeto de discriminación y/o LGTBIfobia en los siguientes casos:

  • Demandamos el acceso universal a las técnicas de reproducción asistida en la sanidad pública por parte de mujeres lesbianas y bisexuales, y la posibilidad de crionizar o preservar gametos de las mujeres trans para poder optar a tener descendencia. Las comunidades autónomas han ido abriendo esta posibilidad pero no es global para todo el territorio nacional.
  • Denunciamos que las mujeres lesbianas o bisexuales tienen necesariamente que estar casadas para inscribir a sus hijas e hijos en el registro civil, cosa que no ocurre en las parejas heterosexuales.
  • Denunciamos la invisibilidad de las familias LGTBI y las familias homoparentales en el sistema educativo.
  • Denunciamos la invisibilidad de las familias LGTBI y las familias homoparentales en los libros de texto escolares.
  • Denunciamos la no adecuación de los formularios oficiales a la realidad homoparental.
  • Solicitamos e impulsamos la conmemoración del Día Internacional de las Familias en los centros educativos frente al Día de la Madre y Día del Padre, por no ser inclusivos para los diferentes tipos de familias.
  • Denunciamos la discriminación al poner en duda la capacidad de los hombres gais o bisexuales para afrontar la crianza de sus hijas e hijos, situación perjudicial para los hombres y también para las mujeres, ya que se las sigue relegando al papel exclusivo del cuidado y la crianza en los hogares.
  • Denunciamos la situación de desigualdad que afrontan las parejas de mujeres lesbianas o bisexuales por el hecho de que como mujeres tienen sueldos inferiores a los hombres.
  • Denunciamos la violencia y el acoso escolar a menores LGTBI y a las hijas, hijos e hijes de personas LGTBI.
  • Denunciamos la presión social para ser familias perfectas.
  • Denunciamos la limitación a la libertad de movimientos en la Unión Europea, donde no son reconocidas nuestras realidades familiares.
  • Advertimos sospechas ante la posible situación de diferencia de trato en los procesos de adopción y acogimiento.
  • Demandamos que se considere por parte de sociedad, las administraciones y el conjunto de las entidades sociales, que las hijas e hijos de personas LGTBI sean miembros de pleno derecho de la comunidad LGTBI.
  • Finalmente, consideramos que todas las hijas, hijos e hijes de personas LGTBI tienen el derecho a ser respetados y protegidos independientemente de cual sea su origen: relaciones heterosexuales anteriores, TRA, acogimiento, adopción o gestación subrogada.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) reivindica este 15 de mayo que la familia no es un bien privativo de una determinada ideología, la familia es el núcleo donde se inicia el desarrollo personal y social y como tal debe ser potenciado desde criterios de diversidad. No se piden privilegios para las familias LGTBI y las familias homoparentales, sino garantizar legalmente que las personas que integran las múltiples estructuras familiares tengan las mismas obligaciones y los mismos derechos.

(+ info en familias@defrente.org)

quedada de familias 2018